Cancelar

viernes, 21 de agosto de 2015

¿Cómo Responder en las Entrevistas de Trabajo?

Los 10 clichés que Debes Evitar

Todas las personas han pasado por lo menos por una entrevista de trabajo. Al prepararnos para dichas entrevistas no podemos evitar buscar en internet preguntas y respuestas comunes, no cometas el error de usar alguna de estas respuestas prefabricadas. Los clichés hacen que la entrevista fluya tranquilamente, pero también hacen que no te destaques entre los demás candidatos.

Destaca evitando este tipo de respuestas y desarrolla respuestas a la medida basadas en tu experiencia. Un enfoque enfocado a los méritos y logros de tu trabajo anterior te acercará a obtener ese trabajo soñado y crean credibilidad ya que las respuestas están basadas en la realidad.

1. “Trabajo arduamente”

Todos los entrevistadores han escuchado esta respuesta millones de veces. No estarías en la entrevista si no pensara que trabajas arduamente. En lugar de eso, cuando te pregunten: “¿Cómo te describirías a ti mismo?” enfócate en los rasgos o habilidades que te diferencien de otros candidatos. Usa ejemplos reales para respaldar tus respuestas pero sin compartir demasiado a menos de que el investigador pregunte detalles.

2. “Me gusta trabajar en equipo”

Esta es una respuesta que desperdicia la oportunidad de destacarte de la competencia. En vez de responder la pregunta: “¿Cómo te sientes trabajando en equipo?” cuenta alguna historia de tu pasado dónde muestres tus habilidades. Al dar un ejemplo que muestre lo bien que trabajaste en un equipo añade credibilidad.

3. “Creo que soy ideal para este empleo”

Raramente los candidatos son “ideales” o “perfectos” para una posición. Y no hay manera de saberlo hasta que obtengas el puesto, conozcas a los compañeros y experimentes el ambiente de trabajo por más de una hora de entrevista. No asumas que eres “perfecto” para el puesto. En vez de eso habla sobre los requisitosshutterstock_241058434 del puesto y tu experiencia con cada una de las habilidades necesarias para tener éxito en la posición.

4. “Busco otro empleo porque no me aprecian en mi trabajo actual”

Esta es una manera educada de decir “no me llevo bien con mi jefe.” Los entrevistadores instintivamente deducen que puede que te sientas de la misma manera en tu próximo empleo.

5. “Mi mayor debilidad es que soy perfeccionista”

Esta respuesta expone que memorizaste la respuesta antes de la entrevista porque es una manera de decir que no tienes defectos reales. Desarrolla una respuesta original que explique algún error que resolviste en el pasado y los pasos que tomaste para resolverlos. Una buena respuesta podría ser que no eres bueno con las presentaciones por miedo a hablar en público, pero has estado asistiendo a grupos de oradores para sentirte más cómodo. Practica estas respuestas con algún colega o familiar y que te hagan más preguntas para descubrir los detalles. Esto hará que te sientas con más confianza y dar tus respuestas con serenidad.

6. “En cinco años me gustaría estar en tu lugar”

Las personas que responden de esta manera a la pregunta “¿Dónde te gustaría estar en 5 años?” suenan agresivos y presuntuosos. Ningún jefe quiere sentir que vienes por su trabajo –o escuchar que tienes todas las habilidades que ellos tienen. Toma tiempo para preparar una respuesta humilde y bien pensada.

7. “Estoy abierto a todo”

Se traduce en: “estoy desesperado por un trabajo, cualquier trabajo.” Si das esta respuesta el entrevistador asume que no eres un candidato potencial para esta posición y al contrario estas repartiendo CV´s a diestra y siniestra, esperando a que algún trabajo caiga.

No tiene nada de malo decirle al entrevistador con lo que te sientes cómodo y con lo que no. Es mejor enterarse en la entrevista que no eres el candidato idóneo para la posición que descubrir el siguiente mes que no tienes las habilidades necesarias para el puesto. Desarrolla un borrador cobre como tus habilidades encajan con las necesidades del puesto para tener éxito en un trabajo en específico.

8. “Soy un workaholic1

Es bueno tener pasión por lo que haces, pero pocas industrias quieren que seas un workaholic1. Aunque tratas demostrar compromiso, esta respuesta parece falsa y engañosa.

Explica porque amas tu trabajo y te apasiona lo que haces. Da ejemplos específicos en los que le das prioridad al trabajo para lograr el éxito. Esto le dará al entrevistador un mayor entendimiento de tus habilidades. La verdad es que las organizaciones buscan individuos completos que tengan vida fuera de la oficina.

9. “Soy un líder nato”

¿Dónde se aplican estas habilidades? Al responder preguntas sobre tu capacidad para ser líder, da ejemplos sobre cómo fuiste el líder en algún equipo, y cómo eso contribuyo al éxito del mismo. Asegúrate de que el ejemplo sea relevante a la posición. Si no tienes ejemplos reales, menciona el hecho que esta es una de tus metas y que estás dispuesto a invertir el tiempo necesario para lograrlo.

10. “¿Cuánto pagan?”

Cuando el entrevistador te pasa la batuta al preguntar: “¿Tienes alguna pregunta para mí?” esta pregunta, “¿Cuánto pagan?” es una señal de peligro. Ya habrá tiempo para hablar de la remuneración, terminar una entrevista de esta manera te hará sonar que solo quieres trabajar por el cheque al final de la quincena.

Y lo que es aún peor, ignoras la oportunidad de saber sobre las actividades diarias de la posición. Vas a pasar en promedio 40 horas a la semana haciendo este trabajo. ¿Vas a dejar la oportunidad de ignorar los problemas que pudieran hacerte sentir miserable durante un tercio de tu día?

Pide hablar con el equipo de trabajo, sobre las expectativas de la posición, o problemas que han tenido anteriormente los que han ocupado el puesto. La conversación sobre el salario surgirá eventualmente, solo sé paciente.

Al prepararte para una entrevista, buscar preguntas y cómo responden las personas generalmente, no es una mala idea. El problema es cuando tratas de reusar esas respuestas sin personalizarlas. Tomate el tiempo para dar respuestas adecuadas a la situación a preguntas comunes. Estas ahí para averiguar si eres un buen candidato para empleo, no para ver si puedes pasar la entrevista con respuestas prefabricadas. Muestra las habilidades que te hacen el mejor calificado para el puesto. Resalta del resto de los candidatos que usan estos clichés para responder preguntas comunes y deja que tus talentos únicos sean los que te den el derecho de obtener el trabajo.

Workaholic1: Persona adicta al trabajo, palabra tomada del inglés. Una expresión también aceptable en español sería adicto al trabajo o trabajoadicto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario